OZONOTERAPIA

La ozonoterapia en medicina ha sido siempre un método de éxito para tratar condiciones inflamatorias. Es un método muy seguro de matar bacterias, hongos y virus en los tejidos humanos.
El ozono en odontología se utiliza para:


• Tratar el herpes labial en los labios y en las membranas mucosas
• Tratamiento de las aftas
• Enfermedades periodontales
• Acelerar el proceso de curación de las heridas ya que el tejido se estimula
• Eliminar las bacterias de los conductos radiculares durante el tratamiento del conducto radicular ( endodoncia ) lo que aumenta las posibilidades de éxito de este procedimiento ( las fístulas purulentas pueden ser tratadas durante una o dos visitas al dentista )
• El tratamiento de la alveolitis seca (una condición inflamatoria dolorosa que ocurre a veces después de la extracción del diente , cuando el coágulo se ha eliminado accidentalmente por un paciente )
• Facilitar y fijar la curación de los tejidos humanos blandos y duros
• Aceleran la cicatrización de los tejidos después de procedimientos periodontologicos

Alta acción antiséptica de la ozonoterapia

El ozono tiene una alta acción antiséptica y mata los virus más resistentes, bacterias y hongos, por la rápida destrucción de -procariotes- es decir, los organismos sin núcleo de la célula. Al mismo tiempo la capa de ozono es perfectamente segura para las células humanas- eukariotes- es decir, células que contienen un núcleo para mantenimiento del ADN. Por otra parte , el núcleo de la célula produce colesterol que constituye una barrera ideal contra la fuerza destructiva del Ozono
Debido a que el ozono mata todos los gérmenes responsables de la inflamación y el dolor, se recomienda para casi todos los tipos de procedimientos dentales