ACUPUNTURA

La acupuntura es una terapia milenaria originaria de China, que consiste en la aplicación de agujas en puntos específicos del cuerpo para tratar enfermedades y para promover la salud. Estas agujas cuando se aplican sobre algunas regiones específicas del cuerpo para mejorar la inmunidad y tratar problemas emocionales y enfermedades físicas como la sinusitis, el asma, la migraña y la artritis.
Las técnicas de acupuntura se basan en la idea de que el cuerpo está compuesto de energía acumulada en varias regiones que son llamados meridianos. Si el flujo de energía en estos meridianos está desequilibrado provoca inflamación en el organismo, causando síntomas como dolor, cansancio y debilidad.
Por esto el objetivo del tratamiento con acupuntura es establecer el equilibrio del cuerpo, facilitando la circulación de energía, desencadenando efectos analgésicos y antiinflamatorios. Sin embargo, este tipo de tratamiento debe realizarse por profesionales capacitados y bajo orientación de un médico.

¿Para qué sirve?

La acupuntura utiliza varias técnicas que pueden ser utilizadas para reforzar el sistema inmunológico y para el tratamiento de problemas y enfermedades como por ejemplo:
• Problemas en la boca como dolor después de la extracción de dientes, gingivitis o faringitis;
• Enfermedades respiratorias como sinusitis, rinitis, resfriado común, asma o bronquitis;
• Enfermedades oftalmológicas como conjuntivitis y cataratas;
• Problemas neurológicos como dolor de cabeza o migraña;
• Problemas gastrointestinales como exceso de acidez en el estómago, úlcera duodenal y estreñimiento;
• Problemas ortopédicos como dolor ciático, lumbago o artritis reumatoide;
• Trastornos del sueño como insomnio y agitación.
Además de estos problemas, la acupuntura puede ser utilizada para complementar el tratamiento de alergias como la rinitis; náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia y; trastornos emocionales como ansiedad, exceso de estrés o depresión